martes, 27 de septiembre de 2011

Alonso-Alguersuari, ¿mal rollo a la vista?


Parece que los dos españoles de la parrilla de Fórmula Uno no han acabado muy bien entre sí el Gran Premio de Singapur. Fernando Alonso insinuó una mala maniobra del catalán para que, supuestamente, Mark Webber subiera al podio.

Este supuesto mal rollo entre Jaime Alguersuari y Fernando Alonso podría venir por una incidencia de carrera en el circuito de Singapur. La única vez que tuvo que intervenir el coche de seguridad, el asturiano estaba detrás del piloto de Toro Rosso, circunstancia que aprovechó Mark Webber para adelantar a ambos y hacerse con el tercer puesto.
Alonso, cuarto clasificado en la prueba y que podría haber subido al cajón en caso de no haber sucedido esta incidencia, al ser preguntado por esto, insinuó tras la carrera que el joven piloto catalán perdió la concentración: "Hay pilotos que pierden la concentración cuando están en el coche".

La evidente especulación de una orden de equipo de Red Bull a su filial Toro Rosso en este lance de carrera, se notaba en el ambiente del circuito de Singapur tras la victoria de Sebastian Vettel, algo que molestó mucho a Jaime Alguersuari. Cuando fue cuestionado por la prensa si había facilitado el adelantamiento a Mark Webber y se quedó muy sorprendido y trató de justificarse así: "Su carrera (de Alonso) con Webber hoy era un mano a mano entre los dos, y yo les he facilitado a ambos el adelantamiento, como es obligatorio. Para nada tengo la percepción de que yo haya intervenido en su lucha personal. Si alguien quiere razones más técnicas y matemáticas, que mire el crono que he hecho en esa vuelta y se darán cuenta de que ese parcial lo hice a ritmo de turismo", concluyó.

Pese al este roce de carrera, las relaciones personales entre los dos pilotos no son demasiado buenas. El propio Alguersuari comentó no hace mucho en una entrevista a 'Dir Emotions" que el asturiano es una persona fría: "Es frío, muy frío. Es un hombre de pocas palabras. No tengo la suficiente relación con él como para calificarlo".


Pero el gran momento de tensión del Gran Premio de Singapur lo protagonizaron Felipe Massa y Lewis Hamilton. Lo suyo ya venía calentito desde Mónaco, donde el inglés se metió por el hueco imposible de Loews y arruinó el monoplaza del carioca. El problema pasó cuandio intentando Hamilton pasar a Massa tras la primera parada, Lewis apuró la maniobra y cortó un neumático del Ferrari de un aleronazo. Sanción y carrera arruinada tanto para él como para Felipe.
Massa echaba humo y no se cortó cuando vio a Hamilton explicando la maniobra ante las televisiones. Se acercó por detrás, le tocó el hombro con bastante fuerza tirándole del brazo y dijo “buen trabajo eh! buen trabajo!”, a lo que Hamilton, en directo, respondió con mal humor “a mi no me toques tío”. Felipe fue rotundo después en todos los idiomas posibles. “Hamilton debería ser sancionado en cada carrera por lo que ha hecho desde principio de temporada. Conmigo no se cuántas ha tenido y casi provoca un grave accidente porque no usa la cabeza. Creo que no hace caso ni a su padre, así que imagínate a mí y además dice cosas sin sentido. No aprende, necesita más sanciones de un drive-through”.

En las cinco carreras que quedan no cabe duda de que volverán a saltar chispas entre ambos. Y veremos como sigue la relación entre los españoles Alonso y Alguersuari.

2 comentarios:

  1. A mi Alguersuari nunca me ha caido bien y creo que enfrentandose a Alonso tiene todas las de perder, pero el sabra!

    ResponderEliminar