martes, 15 de noviembre de 2011

La NBA en serio peligro


Los jugadores de la NBA se reunieron en Nueva York. A la convocatoria del sindicato acudieron los representantes sindicales de cada equipo de la NBA, y algunos jugadores que querían estar presentes durante el encuentro. Desde el sindicato no se han mostrado conformes con la propuesta. Muchos jugadores han manifestado su rechazo vía Twitter.

Finalmente, los jugadores han decidido disolver el sindicato. Billy Hunter y Derek Fisher han decidido dejar de ser los representantes de los jugadores por lo que se inicia la disolución y los jugadores de manera individual tomarán acciones legales antimonopolio y la NBA. Esta es la vía más rápida de disolución y una manera de presionar a los propietarios con dureza. Este proceso complica mucho la existencia de temporada, pero la NFL ya pasó por él y llegó a un acuerdo a tiempo.

Los jugadores han anunciado la contratación de Jeffrey Kessler y David Boies, dos especialistas en legalidad deportiva que ya estuvieron implicados en la denuncia de la NFL y otros casos de relevancia. Pese a que Stern dijo que los contratos iban a dejar de tener vigencia, no es cierto y los jugadores seguirán con sus contratos. Ahora los jugadores se encuentran bajo una asociación gremial que tendrá que elegir nuevos representantes.

Así queda explicado el proceso de disolución:

El sindicato rechaza la oferta y opta por la disolución del sindicato: la temporada en serio peligro. La 'disclaimer of interest', que supone la renuncia/dimisión por parte de la cúpula del sindicato a seguir representando a los jugadores. Buscan presionar al máximo a los propietarios y pasarles la pelota caliente para que acepte un CBA más beneficioso para los jugadores. Básicamente los jugadores han de decidir bajo que reglamentación quieren estar sometidos: si forman un sindicato/unión de jugadores estarán sometidos a un convenio colectivo bajo la legislación laboral mientras que si disuelven el sindicato/unión podrán demandar a la NBA como individuos por violar la ley anti-trust. Si los jueces entran en acción con la ley anti trust, la primera medida que buscarían los jugadores sería que se levantara el lockout y además cobrar daños y perjuicios.

Para explicar la diferencia, nos ayudamos de Gabriel Feldman y un artículo publicado en el Huffington Post:

'Disclaimer of interest' o renuncia/dimisión de la cúpula sindical. El sindicato de jugadores seguiría los pasos de los jugadores de la NFL, que disolvió el sindicato por esta vía el pasado mes de marzo y luego se aprobó la medida con una votación informal. Tras un proceso ajetreado, la NFL y la NFLPA (sindicato) llegaron a un acuerdo para firmar un convenio colectivo (CBA) por 10 años.

De hecho, los grandes agentes de la NBA ya se han puesto manos a la obra y han comenzado a mover los currículum de sus representados por media Europa para que sus jugadores no se queden sin jugar durante toda una temporada. Es el caso de Bill Duffy, uno de los agentes más influyentes en el mercado estadounidense. Según Adrian Wojnarowski, prestigioso analista de la NBA para Yahoo, Duffy, que cuenta entre sus clientes a jugadores como Rajon Rondo o Steve Nash, ya habría empezado a manejar ofertas por sus jugadores y pronto podrían estar jugando en Europa.

Algunos, como el propio Casspi, no han esperado ni un día para fichar por equipos extranjeros. El israelí ha fichado por el Maccabi de Tel Aviv, mientras que Andrés Nocioni se ha comprometido con el Peñarol de su país, desechando una oferta del Caja Laboral. Sus fichajes, como lo fue el de Deron Williams, son sólo la punta del iceberg de lo que puede llegar.

¿Creéis que se jugará la NBA esta temporada o se cancelará en su totalidad?

Información y noticias sacadas de http://www.marca.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario